Y tu qué sabes de zapatos?

Estadísticamente cuatro de diez mujeres llevan el zapato de talla equivocada o incómodos, hasta es seguro que exista en este preciso instante una mujer quejándose de dolor de pies por los zapatos porque se compró unos que le “costaron una ganga”, o que “están tan de moda”, u otras excusas.


El uso de un calzado con hormas y materiales inadecuados puede ser el origen de una gran parte de los problemas de los pies (ampollas, juanetes, callos, hongos…) y con el tiempo problemas de columna, problemas al caminar y postura también.

Afortunadamente no usamos el mismo  modelo de zapatos toda la vida.


Por eso es tan importante un buen zapato, además de diseño completando un outfit. es el estuche de aquello que son nuestro basamento y nos sostiene  de pié cada día: nuestros pies.



____________________________________________________________


10 tips para elegir un buen zapato



  1. Los dedos deben tener espacio suficiente y libertad de movimientos dentro del zapato. La mayoría de las personas tienen un pie más ancho que otro.
  2. Siempre probarse los zapatos de pié. Cuando nos levantamos y caminamos distribuimos el peso de diferentes formas en el cuerpo y el pié se ensancha.  Camina con los zapatos puestos para asegurarte de que le quedan bien y te resultan cómodos.  
  3. La parte delantera debe ser flexible: un buen zapato debe doblarse en lo posible, según diseño, igual que el pie al andar por las articulaciones de los dedos. 
  4. El zapato debe ser de un material que facilite la transpiración (por ejemplo, el cuero).
  5. Buscar zapatos cuyo revestimiento interno sea sólido y a la vez suave para lograr una mejor sujeción del pie y, chequear bien que no presenta costuras que puedan clavarse o producir rozaduras.
  6. Las plantillas interiores tienen que ser transpirables. Si es el caso de zapatos/zapatillas de uso diario es aconsejable que las renueve las plantillas de vez en tanto. 
  7. La zona del talón debe quedar sujeta, pero sin apretar. De esta manera se evita que el zapato suba y baje al caminar. 
  8. Los zapatos con punta de “V” aportan esbeltez, mientras que los de punta redondeada o de “U” la disminuyen.
  9. Los zapatos de punta cuadrada y ovalada disimulan los pies muy grandes.

   10. El zapato que mejor nos quedará siempre es el que tiene la punta tal como es la terminación (punta) de nuestro mentón. Son el equilibrio perfecto de la composición de vestuario de cabeza a pies.


__________________________________________________________________

La imaginación a tus pies 




Fuentes: Asesoría en vestuario. Paula Bahamonde, Revistafucsia.com/belleza y salud, Ocu.org, dogguie.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s